A menudo nos preguntáis cómo son las uñas de gel, cómo se hacen, cuánto duran…y a veces incluso se confunden con las uñas que se pintan con el esmalte semi permanente, ya que algunas marcas lo han bautizado esmalte de gel, lo cual crea bastante confusión. En este post hemos decidido explicar cómo se ponen las uñas de gel paso a paso.

Pero antes de entrar en el paso a paso de esta técnica vamos a recordar qué son las uñas de gel y sus ventajas frente a un esmaltado semi permanente.

Hace ya más de dos décadas que esta técnica se conoce y es cada vez más demandada, no solo por su versatilidad sino por las ventajas que ofrece. Si lo que quieres es que tus uñas duren más, no tener que preocuparte porque estén débiles, blandas o se rompan con facilidad, te las muerdes o son irregulares, el gel es lo que necesitas.

Contrariamente al tópico, este tipo de técnica no tiene por qué dañar la uña. Si se aplica y se mantiene de forma correcta puedes llevar el gel de manera indefinida, como quien va a la peluquería a hacerse mechas o darse un color. Para su mantenimiento no se retira todo el gel sino solo se rebaja el largo y el espesor para volver a aplicarlo en lo equivalente al crecimiento de la uña. Con lo cual, la uña natural no se toca en su totalidad sino solo en la parte del crecimiento. Esta operación se realiza, normalmente, una vez al mes, en función de la rapidez con la que crezca la uña.

Por otro lado, las uñas de gel pueden ser tan naturales como uno quiera, confundiéndolas a menudo con una uña natural siendo también posible alargarlas y optar por acabados más fantasía.

La diferencia más notable frente a un esmaltado semi permanente es su durabilidad y consistencia. La uña no se rompe y el color dura hasta que se hace el relleno, cosa que el esmalte semi permanente no garantiza y varía en función del tipo de uña sobre la que se aplica.

Sin más preámbulos creo que los más claro y eficaz es que veáis directamente en qué consisten las uñas de gel en este vídeo de un paso a paso.

Esperamos que os guste y a partir de ahora sepáis diferenciar cada técnica y elegir lo que realmente os conviene. Pero si no os ha quedado suficientemente claro, os invitamos a dejarnos en comentario cualquier duda. Será un pacer seguir aportando luz sobre este tema.

 

 

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.