¿Esmalte semi-permanente o uñas de gel? Esta es una pregunta básica a la hora de escoger el servicio que mejor responda a nuestras necesidades pero que puede resultar complejo cuando no se sabe muy bien cuáles son las ventajas de uno y otro y sobretodo, qué le va mejor a nuestras uñas en relación a lo que buscamos. Así que vamos a intentar aclarar un poco más en qué consiste cada uno y cuál es el que mejor responde a vuestras necesidades. Vamos para ello a explicarlo en base a vuestro tipo de uña y lo que cada persona está buscando.

Uñas de Gel

Las uñas de gel permiten una extensión de la placa de la uña, es decir, permite alargar la uña tanto como se desee. Para ello trabajamos con un molde de papel que nos servirá de soporte para poder extender y esculpir el gel. Se le puede dar el largo, forma y grosor que se desee. Este tipo de servicio es apropiado para cualquier tipo de uña ya que el gel se encarga del resto. Es un material bastante flexible y permite que la uña natural permanezca sana y crezca normalmente.

Es más resistente que el esmalte semi permanente por lo que se puede alargar el tiempo de relleno, es decir, la frecuencia con la que realizaremos el relleno puede ser de hasta 5 semanas aunque por regla general no recomendamos exceder las 4 semanas. En el relleno no volveremos a retirar todo el gel, sino que procederemos a añadir solo en la parte del crecimiento de la uña natural al cabo de las 4 semanas, volveremos a esculpir y a aplicar color. Para más información te dejamos el link de otro artículo aqui que te dará más información sobre este tema.

Antes de la aparición del esmalte semi permanente, una vez esculpido el gel podíamos aplicar gel de color para el acabado. Hoy en día hemos sustituido el gel de color del acabado por el esmalte semi-permanente, lo que nos permite tener la misma gran oferta de colores para el acabado, en Nenha unos 350 colores aproximadamente, sin olvidar la posibilidad de realizar la clásica francesa u optar por algún diseño de nail art.

Ventajas:

al ser más resistente nos permite lucir uñas perfectas durante un mes. Es cierto que lo único que nos va a delatar será el crecimiento de la uña a medida que las semanas pasen, pero al ser un crecimiento uniforme no supondrá un mayor problema. No es necesario descansar, la uña sigue creciendo sin ningún tipo de problema y se pueden llevar durante años. Se puede obtener un resultado tan natural como se quiera con la ventaja de que si tenemos alguna irregularidad en nuestras uñas, el gel la puede corregir. La mayor ventaja con respecto al esmalte semi permanente es que no es necesario retirar todo el producto de la uña y es más resistente.

Inconvenientes

La única forma de retirarlo es usando la lima y retirando el gel poco a poco hasta llegar a la uña natural. O bien dejar crecer las uñas e ir limado el largo hasta su completa desaparición. En Nenha optamos por retirarlo poco a poco e ir aplicando esmalte semi-permanente sin rellenar hasta que logremos dejar la uña limpia de gel.

¿En qué casos elegir el gel?

Aconsejamos este tipo de servicio para cualquier tipo de uña, si lo que necesitáis es llevar las uñas siempre bien con un mínimo mantenimiento y sin renunciar a las uñas de largo medio.

Esmalte semi permanente simple

El esmalte semi permanente existe desde hace unos 10 años y es la solución que reemplaza al esmalte tradicional, el cual tiene los días contados…

Ventajas

Se seca automáticamente y su duración es mucho superior a la del esmalte tradicional, hasta 2 semanas y a veces algo más en función del tipo de uña y largo. Si el servicio está correctamente ejecutado, con buenos productos y se retira bien no supone ningún tipo de peligro para la uña natural.

Se retira con un concentrado especial en acetona y previas explicaciones se puede retirar en casa. Respetados estos puntos no es necesario que la uña descanse salvo en casos particulares de uñas extremadamente estriadas o muy débiles.

Inconvenientes

En uñas muy frágiles, blandas o descamadas su duración puede ser sustancialmente inferior (menos de 2 semanas). Es importante recordar que este tipo de producto no confiere dureza suplementaria a la uña. Así, si lo aplicamos sobre una uña blanda o que se doble con cierta facilidad el esmalte acabará por saltarse rápidamente.

En el caso de uñas muy secas, estriadas o descamadas puede saltarse también de manera prematura. No permite corregir la forma de las uñas como en el caso del gel. Solo se puede aplicar sobre la forma de uña que tenemos, si una está rota o tiene una forma irregular el esmalte nos permite únicamente «pintar» la uña.

¿En qué casos elegir el esmalte semi permanente?

Si lo que buscáis es la libertad de quitar y poneros esmalte, cuando queráis y con la frecuencia que queráis esta es la opción ideal si: la uña tiene una consistencia normal a normal-dura y no presenta ningún tipo de descamación os durará unas 2-3 semanas perfecto. Al cabo de este tiempo os aconsejamos retirarlo y volver a aplicar uno nuevo. En caso de uñas duras puede incluso durar hasta 1 mes, solo veréis el crecimiento de la uña natural.

Dicho esto, nada impide aplicar este esmalte sobre cualquier tipo de uña y largo sabiendo que su duración puede ser inferior a la esperada o determinada las condiciones ideales descritas.

Esmalte semi permanente reforzado

Representa la solución intermedia a los dos tratamientos que acabamos de explicar. Se trata de un servicio relativamente reciente que nos permite dar solución a casi cualquier tipo de uña y necesidad.

La diferencia más notable con respecto a las uñas de gel, es que no permite adentrarse en la escultura ni en largos mayores de 0,5-0,8cm. La capa base que se aplica antes del color posee una densidad y viscosidad suficientes para poder trabajar el volumen, la forma y pequeños largos.

 

Ventajas

Reúne las ventajas de los 2 sistemas, es decir: confiere dureza y cuerpo a las uñas, permite corregir la estructura de la uña en caso de irregularidades, roturas,  en caso de uñas cóncavas o de largos diferentes… Se seca al instante y puede igualmente durar hasta unas 4-5 semanas en algunos casos. Es la solución perfecta si lo que buscáis es tener las uñas perfectas todo el mes y no necesitáis un largo extra. El acabado es ultra natural.

Inconvenientes:

Al haber aplicado una base de semi permanente más densa, es necesario retirar todo el producto de la uña con la ayuda del torno eléctrico.  Se vuelve a realizar la aplicación de sistema por completo. Con lo cual, no es aconsejable hacerlo una misma en casa.

¿En qué casos elegir el semi permanente reforzado?

Si lo que queréis son unas uñas bonitas, fuertes y siempre perfectas esta es la solución. Es un sistema adecuado para cualquier tipo de uña en largos reducidos.

1 Comentario

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.