Tener unas uñas cuidadas, bonitas y siempre listas para cualquier ocasión puede ser uno de los sueños más preciados. Pero a veces sucede que el uso indebido de productos, malas y repetidas manicuras puedan resecar y estropear tus uñas, volviéndolas frágiles, secas, descamadas…etc. Ante este tipo de problemas insistimos a veces en utilizar esmaltes, cubrirlas con gel o productos que no hacen más que perpetuar el ciclo de unas uñas dañadas. Conclusión: perdemos la paciencia y acusamos injustamente el uso de productos o servicios que bien empleados podrían devolvernos unas manos bellas y envidiables.Si quieres romper de una vez por todas este ciclo infernal, aquí te dejamos algunos buenos consejos de cómo evitar y tratar este tipo de problemas.

Modos para retirar las uñas de gel o acrílicas

Con acetona

Las manicuras semi permanentes y las uñas de gel o acrílicas suelen ser los servicios más demandados y con más éxito actualmente. Y por una buena razón: nos prometen una larga duración, brillo y color de nuestras uñas. Pero un cuidado insuficiente y/o malo puede transformar este tipo de servicios en una pesadilla para nuestras uñas. ¿Qué sucede cuando deseamos entonces quitarnos unas uñas de gel? El mayor de los miedos es: ¿en qué estado voy a recuperar mis uñas?

Uno de los puntos más delicados y cruciales para la salud de nuestras uñas es el método utilizado para retirar este tipo de manicuras. El acrílico y el esmalte semi permanente se suele retirar a base productos con acetona, con mayor o menor concentración. Las uñas de gel, al no ser solubles en este tipo de químico se suelen retirar a base de limado. Cualquiera de estos métodos, mal ejecutado, puede dañar seriamente nuestra placa ungueal y causar consecuencias más o menos desagradables para nuestras uñas. La acetona, particularmente, podría dejar nuestra piel y uñas demasiado resecas provocando que las estas se afinen, se rompan o se abran en capas.

 Con ayuda de la lima o torno eléctrico

En lugar de utilizar acetona, es altamente aconsejable el uso de una lima eléctrica o torno para retirar cualquier tipo de sistema de gel, acrílico o esmalte semi permanente. Bien utilizado, el torno puede ser un gran aliado en este tipo de operaciones. Esto evitará las consecuencias nefastas de dejar en «remojo» de acetona las uñas, evitando así problemas de extrema sequedad que este sistema puede producir. Pero mal utilizada, la lima puede también causar daños en la placa de la uña, afinándola excesivamente, con lo cual se recomienda su uso sólo por profesionales cualificados y con gran experiencia.

Consejos para después de la retirada

Si tus uñas están dañadas después o a causa de una incorrecta retirada del sistema de gel o de uñas acrílicas, te aconsejamos sigas a lo posible las consignas que aquí te dejamos:

Mantén tus uñas cortas

Después de haber retirado el gel o las uñas acrílicas, es muy posible que estas hayan sufrido ya sea por sequedad o por que la placa de la uña se ha queda más fina de lo normal. En estos casos es conveniente dejarlas lo más cortas posible para que no sufras de roturas. Lo ideal es mantenerlas cortas al menos durante un mes por muy tentadas que estemos de querer volver a verlas largas.

Dales un respiro

En función del estado de tu uña natural después de la retirada, es conveniente considerar un tiempo de respiro antes de volver a optar por algún tratamiento de uñas de gel o de acrílico que puedan incidir de manera negativa en la recuperación de la uña natural. Lo más indicado es dejarte aconsejar por un profesional que puedan hacer un diagnóstico correcto y poder así optar por el tratamiento más adecuado.

Usa quita esmalte sin acetona

Si quieres acelerar el proceso de cura de tus uñas naturales, utiliza siempre quitaesmalte sin acetona y una base propicia que cubra las necesidades de tu tipo de uña si lo tuyo es llevar siempre las uñas correctamente esmaltadas. Esto te permitirá tratar las uñas al mismo tiempo que puedan lucir correctamente esmaltadas.

Hidratación obligatoria

Aplica al menos una vez al día un aceite especial para cutículas y una crema especial para manos y uñas. La mejor forma de hacer que tus uñas respiren es acentuando mediante masaje en la zona de la matriz cada vez que te aplicas crema o aceite. Esto activará la circulación sanguínea en la zona y por tanto todos los nutrientes y oxígeno que llegan a la matriz mediante el riego sanguíneo.

Tratamientos de queratina

Los tratamientos de queratina son altamente recomendados en casi todos los casos. Esto permite reestructurar y sellar las capas de queratina de las placa que se han visto dañadas por un limado excesivo, permitiendo a la uña recobrar su estructura y elasticidad casi de manera milagrosa. En Nenha te recomendados IBX Nail Repair o llevarte a casa el Rescue Rx de CND. Ambos funcionan de manera indiscutible.

La clave es la Nutrición

Puedes también considerar reforzar una correcta nutrición o la incorporación de suplementos para darles un boost en vistamina y minerales que actuarán a que tus uñas se recuperen más rápidamente, crezcan fuertes y sanas. Los Omega-3 propician el crecimiento y los encontrarán en alimentos como el salmón, frutos secos….

Usa guantes

En la medida de los posible, cada vez que utilices jabones agresivos, detergentes, laves los platos o hagas algún tipo de trabajo que pueda ser susceptible de dañar tus uñas y piel de tus manos ¡usa unos guantes! Este tipo de químicos y el agua son los peores enemigos, más de los que nos podemos imaginar.

Conclusiones

 

Desafortunada e independientemente del daño que hayan sufrido tus uñas, no existe un remedio milagroso y rápidamente efectivo que te permita recuperar tus uñas dañadas de un día para otro. Es una cuestión de paciencia y perseverancia asi como a menudo, de un cambio radical de los hábitos.

Mantén tus uñas cortas, hidrátalas y nútrelas a diario, usa productos adecuados y de buena calidad, evita los detergentes y jabones agresivos, protégelas con guantes e invierte en tratamientos de queratina así como en vitaminas y otros suplementos que enriquezcan tu dieta. Verás como en el espacio de unas pocas semanas vuelvas a lucir uñas fuertes y sanas.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.