Formas de uñas: ¿cuál es la tuya?

En punta, cuadradas, redondas, en almendra, bailarina…hay para todos los gustos. Las uñas se han puesto de moda, en los últimos años hemos asistido al nacimiento de nuevas marcas, tipos y un sin fin de colores. Hasta la manicura francesa, un clásico desde siempre ha perdido un cierto interés. Pero ante esto, es primordial saber qué tipo de uña nos sienta mejor, es más apropiado a nuestra base de uña y cómo tenemos que limárnoslas. Algo indispensable para sacarle el máximo partido a nuestras manos y respetar la fuerza y vitalidad de nuestras uñas.

UÑAS CUADRADAS

 

 

Para poder lucir este tipo de forma es esencial que se puedan limar los bordes de las uñas en paralelo. Es importante que la forma de la uña se preste a ello y que estas sean regulares para poder lucir el efecto cuadrado una vez que las hemos esmaltado. Es necesario que la base de la uña tienda a ser rectangular en el del crecimiento, con lo cual, es una forma de uña apropiada si tienes las manos finas y los dedos más bien largos. De no ser así, solo conseguiríamos que nuestras manos parezcan más pequeñas y menos estilizadas.

Para obtener el efecto cuadrado es necesario limar perfectamente y de manera recta los laterales y borde de la uña. Es importante saber que este tipo de forma se presta a roturas laterales de manera mucho más frecuente que en otro tipo de formas. Para evitarlo, es bueno utilizar una base fortalecedora o pasarse a las uñas de gel.

 

UÑAS REDONDAS y OVALES

Es una forma perfecta para las uñas cortas, que tienen dificultades para crecer y sobre todo para esas uñas que no tienen los bordes de crecimiento paralelos. Es una forma perfecta que evita que la uña se rompa prematuramente. Sim embargo, en el caso de que la uña sea muy pequeña, esto hará que visualmente la veamos todavía más pequeña.

 

UÑAS EN ALMENDRA

Para poder lucir este tipo de forma es necesario un cierto largo de uña, de lo contrario no podemos obtener el resultado buscado. Son muy elegantes y estilizan increíblemente la mano. Así que si tus manos son más bien anchas y los dedos cortos con una base de uña más bien cuadrada, esta es indudablemente tu forma.

 

Sé el primero en publicar un comentario.

Deja un comentario