Cómo retirar el esmalte semi permanente sin dañar tus uñas

Una de las preguntas más recurrentes y un tema en el que nos hemos esforzado particularmente en Nenha es el explicar a cada cliente cómo debería retirarse el esmalte semi permanente si no desea volver a aplicárselo. Con la llegada de las fiestas de Navidad, cenas de empresa, salidas y demás, todas estamos como locas a ver qué nos ponemos y cómo nos lo ponemos. Y es normal, queremos brillar, pero ¿a qué precio?

La manicura con esmalte semi permanente se ha convertido en uno de los servicios estrella tanto para ocasiones bien especiales como, para cada vez más mujeres, en una rutina de belleza. Cada 2 semanas nos cambiamos de color y volvemos a hacernos la manicura. Pero es frecuente que al cabo de varias aplicaciones nuestras uñas sufran. Prácticamente en todos los casos solemos echarle la culpa al esmalte semi permanente, pero contrariamente a ello, el esmalte semi permanente no es el responsable de que nuestras uñas se vuelvan frágiles o quebradizas, sino su retirada en la mayor parte de las ocasiones. ¿Quién no se ha retirado el esmalte semi permanente a mordiscos? o ¿tirando de la puntita que comienza a levantarse? y no solo eso, en muchos sitios de uñas el limado excesivo y la rapidez por realizar un servicio en tiempos récord no hace más que agravar la salud de nuestra uña natural. Si a ello le añadimos la dudosa calidad de muchos esmaltes semi permanentes que se asemejan más a geles que a esmaltes, ya tenemos la guinda sobre el pastel. Y es que cuanto más duro es el esmalte semi permanente y más se asemeja a la composición de gel, menos actúan los productos utilizados para retirarlo y más hay que hacer uso del limado. De esta manera, lo único que logramos es debilitar la uña natural y achacarle toda la responsabilidad a este tipo de prestación. Es importante saber que si la preparación de la uña se hace correctamente y el cambio de esmalte respetando los pasos correctos, podéis utilizar este tipo de manicura casi sin moderación y a voluntad. Las ventajas ya no son un secreto y una vez que lo probáis es complicado volver al esmalte tradicional.

Así, es importante conocer algunos pasos básicos de cómo se retira este esmaltado, por si queréis sentiros libres de poder hacerlo en casa. Para ello os dejamos este vídeo que podréis ver tantas veces como queráis y si tenéis dudas estamos a vuestras disposición para poder responder a cualquier duda que os pueda surgir. Esperamos que os guste y sobre todo os quede claro. Seguro que vuetras uñas os lo agradecen.

 

Sé el primero en publicar un comentario.

Deja un comentario